Blog post

Etiqueta al volar: sé un pasajero.

 

¿Qué me pongo?

Es verdad que no hay mejor cosa que viajar cómodo. Estar encerrado 2, 5, 13 horas en un avión con espacio y movimiento restringido no es la experiencia más grata. Sin embargo, viajar cómodo no quiere decir viajar en pijama, pants o pantuflas- a todos nos encantan, pero esas prendas son para usarse en casa. Es recomendable utilizar pantalones cómodos de algodón o jeans, ropa que te permita estar sentado cómodamente varias horas pero que no te dé el look de haberte caído de la cama. También los leggings son recomendables para las mujeres, ya que te dan libertad de movimiento y se ven a la moda.

¿Me puedo quitar los zapatos?

Es recomendable que al viajar utilices zapatos fáciles de poner y quitar, ya que cuando pases el punto de revisión tendrás que ponerlos en la bandeja que pasa por los rayos X. También se recomienda que uses zapatos cerrados para evitar pasar fríos, dedos machucados, o pisar descalzo (a menos que acostumbres usar calcetines con zapatos abiertos, en cuyo caso, también opta por zapatos cerrados ¡y abandona ese estilo!) Se acostumbra mucho quitarse los zapatos, especialmente en los vuelos largos. Esta costumbre no es mal vista siempre y cuando apliques algunas reglas básicas como lo son acomodar tus zapatos debajo del asiento para que nadie tropiece con ellos y procura llevar un par de calcetines para que no andes descalzo por el avión (¡qué desagradable!) y para evitar que tus compañeros de fila tengan que oler o ver tus pies; hay personas a quienes simplemente no les gusta, evita incomodarlos.

¿Le tengo que poner candado a mi maleta?

Te recomiendo que si optas por ponerle candado a tu maleta, al comprarlo busques en el empaque un letrero que diga “aprobado por la FAA” o “FAA-approved” ya que son sólo estos los que tienen una probabilidad de no ser ni rotos ni quitados de tu maleta. Hoy por hoy, cada maleta es revisada minuciosamente, y si el candado no puede ser abierto con una llave general de la FAA, lo romperán y lo tirarán; evita hacer el gasto por algo que desaparecerá la siguiente vez que vueles, y mejor invierte en un candado aprobado por la asociación de vuelo.

¿Le tengo que poner nombre y dirección a mi maleta?

Sí. Si no tienes una etiqueta de plástico o que sea parte de la maleta, en el aeropuerto puedes llenar una de papel y ponérsela a tu maleta. Es recomendable que aparte de etiqueta le pongas algo que te ayude a reconocerla fácilmente, como lo sería un listón de color, un parche, una estampa. Esto ayudará a que la veas rápidamente cuando la saquen al carrusel de equipaje, y que no se confunda con otras maletas parecidas. También se recomienda que cuando termines de empacar coloques dentro de tu maleta un papel con tu nombre, destino final, correo electrónico y dirección, ya que si se pierde tu maleta y por alguna razón se cae la etiqueta con tu nombre, cuando la revisen tendrán cómo identificarla. Un pequeño detalle como este puede evitarte días de preocupación y frustración.

 

Tengo muchas horas de escala; ¿qué hago?

En primer lugar, te recomiendo que no te salgas del aeropuerto si tienes menos de cinco horas de escala. ¿Por qué? Mucho tiempo se invierte en poder entrar y salir del aeropuerto, ya que tienes que pasar más de un punto de revisión y aparte, recuerda que en la mayoría de los aeropuertos necesitas estar entre una y tres horas antes de tu vuelo. No tomes un riesgo innecesario. Dentro de los aeropuertos usualmente encuentras algo que hacer, especialmente en las ciudades grandes. Busca una librería, o un restaurante/café agradable; puedes seguir haciendo tus compras en el Duty Free, o leer una revista. Incluso hay aeropuertos donde puedes tomarte una siesta o sentarte a ver la tele. Hagas lo que hagas, recuerda siempre tener tus pertenencias cerca de ti, y revisar constantemente que tengas tu boleto, pasaporte y/o visa a la mano.

Me pone de malas subirme a los aviones; voy muy apretad@.

Como en todo, existe una solución a este problema. Cuando hagas la documentación, un tip valioso es que aproveches y no se te olvide pedir un asiento sobre el pasillo- usualmente pueden asignarte el asiento que deseas. Otro consejo aplicable a los vuelos de noche es que preguntes si hay asientos en la fila de emergencia; en muchas de las aerolíneas que hacen vuelos largos, los asientos de esta fila se reclinan y aparte tienes el espacio suficiente para estirar tus piernas. Sin embargo, también hay aerolíneas que venden estos lugares a un precio más alto de lo normal, entonces asegúrate de preguntar bien antes de pedirlo. También recuerda que sentarse en la fila de emergencia no sólo involucra tener mucho espacio; también quiere decir poder tomar acción y ayudar en caso de una situación inesperada. Si no es algo que quieras o puedas hacer, déjale el lugar a otra persona y opta por un asiento normal en el pasillo.

Estoy a punto de aterrizar después de un vuelo de trece horas; voy al baño a lavarme la cara, peinarme y maquillarme.

Después de tantas horas de vuelo y antes o después del desayuno, la mayoría de las personas optan por ir al baño a refrescarse y/o darse una manita de gato. Esto, por supuesto, es totalmente aceptable y te ayudará a sentirte un poco mejor a la hora de bajarte del avión. Sin embargo, recuerda que después de ti hay muchas otras personas formadas, y evita tomar demasiado tiempo en refrescarte y peinarte. Se rápido y deja que las demás personas también puedan usar el baño. Recuerda que antes de que te reciban tus amigos, familiares o compañeros de trabajo podrás hacer otra escala técnica en el aeropuerto y ahí sí podrás tomarte el tiempo que te sea necesario.

¿Listo para abordar? Haz uso de estas recomendaciones- ¡te garantizo tu viaje empezará bien!

Anterior

Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *