10 consejos para ser un gran invitado a una reunión o fiesta

Happy young people having hot drinks outdoors in cafe.

 

Existen reglas mínimas que debes observar para que tu anfitrión quiera volver a incluirte en sus próximas reuniones. Algunas de éstas son:

1.  No invites a nadie más sin el consentimiento del anfitrión. Aun si avisas que llevarás a alguien extra y el anfitrión lo acepta, puede pensar que abusas.

2.  Ofrece llevar una botella de vino o un platillo. Si tu anfitrión se niega, lleva fruta (una canasta con cerezas o uvas ya lavadas se podrán agregar a la comida fácilmente como botana o al final de la comida). También puedes llevar un postre, de preferencia que no haya que refrigerar ya que en las fiestas las neveras suelen estar atestadas. Otra buena idea es llevar flores, pero que estén en una linda maceta para evitar que tu anfitrión las tenga que acomodar cuando está ocupado. Si eres vegetariano o alérgico a algún tipo de alimento, avísale al anfitrión y ofrécele llevar un platillo que puedas comer y compartir con los demás.

3.  Elogia algo de la casa, del atuendo de la anfitriona o de la mesa. Siempre habrá algo especial, no necesitarás mentir.

4.  No llegues quejándote de lo difícil que fue dar con la dirección. Cada uno vive donde puede y abrir tu casa es abrir tu corazón.

5.  No te sirvas porciones enormes, piensa que lo que hay es para todos los invitados.

6.  Procura que tu conversación sea general y dirígete a todos los asistentes. No cuentes chistes subidos de tono si no conoces bien a los demás invitados, a menos que el propio anfitrión lo haga.

7.  No fumes. En general, a los no-fumadores les incomodará tu humo. De igual forma, cuando sales al patio o al balcón a fumar, de alguna manera interrumpes el rimo de la conversación. ¡Hazle un favor a tus pulmones y mejor abstente de fumar por algunas horas!

8.  No pidas nada especial o diferente de lo que te ofrecen, como “algo picante” o té en lugar del café; podrías poner en predicamento a tu anfitrión si no lo tiene.

9.  Si te gustó mucho el plato puedes pedir a tu anfitriona la receta, pero en un tono que no la comprometa. Por ejemplo: “Esta carne está deliciosa. A ver si luego me das la receta”. De esta forma evitas indiscreciones ya que podría ser que la hubiera comprado y no tiene porqué informarlo.

10.  Una llamada al día siguiente elogiando la reunión, un correo de agradecimiento o una linda tarjeta con el mismo fin pueden hablar muy bien de tu educación y gratitud.

Anterior

Siguiente

3 comments

  • José Ic

    diciembre 14, 2010 at 4:36 pm

    Excelentes tips Ana. Gracias. Siempre aprendo algo nuevo contigo. En cuanto a este reciente post es interesante notar cómo con frecuencia se nos pasa hacer lo detalles más sencillos para hacer sentir bien a los demás, y desde luego, quedar bien nosotros mismos ante los demás. Gracias.

  • Alberto Montiel Arcos

    diciembre 15, 2010 at 1:35 pm

    Hola muy buenos Tips, sencillos pero que dejaran un detalle nuestro en la casa donde fuimos invitados, yo le agregaría sonreír con los demás invitados, hacer empatia, dejar el celular para otro momento, jamas conectarse a redes sociales mientras están en la platica, ya que eso hace que seamos groseros con los que tenemos enfrente. Felicidades por el tema y ojala haya muchos muy sencillos como estos para que la gente no olvide detalles y educación.

  • charin rosas

    diciembre 20, 2010 at 11:48 am

    Excelentes tips, que en estas fechas pondre en marcha.
    Gracias, saludos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *