Blog post

Relaciones amorosas en el trabajo, ¿te conviene?

Con información de Rut Silva Dlg

Seguramente esta pregunta ha rondado por tu cabeza alguna vez, ¿no?

La verdad, es un tema muy difícil de ser objetivo. Es tan relativo “al que lo vive” como “del que lo ve desde afuera”, pero hay que tomar un enfoque, y este es el nuestro:

Amor en el trabajo

Definitivamente ¡no te conviene! Aunque lo ames, si bien se encuentren en diferente edificio, aunque sus amigos sean distintos… “lo malo es malo aunque me convenga”, dice un viejo refrán.

Es muy bonito cuando puedes compartir con tu pareja todas tus actividades, y en cierto grado te podrá entender un poco más, pero no es sano. No es sano estar “todo” el día juntos; que te vea pararte, sentarte, hablar por teléfono, escribir mails, tomar café, salir con amigos a fumar un cigarrillo etc. esto, solo llevará a darle una -falsa impresión- de que ella/él tienen control total sobre ti; como saben cada movimiento que haces, en el primer momento que salgas de la rutina, ¡va a haber caos! Si tienes que salir a una junta, si tienes que viajar, si ríes de más mientras hablas por teléfono, va a despertar los celos e impotencia del “falso control” sobre ti.

Las consecuencias…

Existen casos en que te enamoras de tu jefe/a, o de una persona con un mayor nivel jerárquico. Si la relación o el juego de seducción no resulta bien, tus responsabilidades pueden aumentar o disminuir para mal… hasta puedes perder tu trabajo o quedar nulo en un puesto de trabajo sin oportunidad de crecimiento. E inclusive, puede ser ¡totalmente al revés!, ser tú el que comience a tratar mal a la otra persona por la -incomodidad- generada en el ambiente de trabajo.

Realmente hay más “contras” que “pros”, ¿hasta dónde estás dispuesto a arriesgar tu trabajo/futuro? Recuerda que el amor es una decisión, nosotros sí mandamos sobre el corazón, así que, ¿por qué tomar malas decisiones? No te arriesgues a perder todo por nada.

“La vida amorosa por un lado, y el trabajo por el otro”, no te auto engañes.

Anterior

Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *