Blog post

¡No tengo vida! Vivo para mi trabajo

Con información de Rut Silva Dlg

¿Últimamente has estado tan metido en tu trabajo que te estás perdiendo de lo que pasa a tu alrededor? Lamentablemente esta reacción es muy común en las personas que gustan mucho de su trabajo o que son muy dedicadas a él. Pero empecemos por lo primero… ¿sabes establecer los límites para separar el exceso de trabajo de tu vida personal?

Vida vs Trabajo

Es muy común que por momentos o etapas, empecemos a enfocarnos mucho o demasiado en nuestro trabajo. Pasa sin querer; nos vamos llenando de pendientes o de pasión  en lo que hacemos, que por un momento llegamos a olvidar que tenemos una vida. Por supuesto que no tiene nada de malo ser dedicado a lo que hacemos para ganarnos la vida, pero, ¿hasta dónde estás dispuesto a llegar y/o perder a causa de él?

Familia

Seas hombre o mujer, si eres el que mantiene tu casa, tu responsabilidad hacia tu familia sigue siendo la misma. Por cuestión de tiempos, es muy probable que no puedas estar al 100% con los integrantes de tu familia, pero es tu responsabilidad (en los momentos que estés) demostrar amor, cariño y comprensión a los que te quieren. Es muy fácil caer en tensión por el trabajo y desquitarte con tu familia; debes ejercer auto control y hacer un esfuerzo por separar tu vida profesional de tu vida familiar. Intenta pasar los momentos que tengas con tu familia de la mejor manera posible. Si estas cansado, hazles saber que necesitas un tiempo para ti, para dormir o hacer pendientes. Pero siempre intenta guardar aunque sea una comida, cena o película para pasar tiempo con ellos.

Trabajo

Tu trabajo tiene un lugar y un horario; ¡no lo olvides! No dejes que te consuma. Es verdad que siempre debemos dar un poco más de nosotros mismos en el trabajo para destacar y generar una buena imagen ante nuestros jefes, pero, tu vida y tu familia son únicas y si los pierdes es difícil volver a recuperarlos.

Busca un equilibrio; siempre debes ser responsable con lo que te da de comer, pero también debes amar y estar al pendiente de las personas que te aman. No pierdas los límites; aprende a establecerlos y vivirás una vida mayormente feliz. El equilibrio trae estabilidad emocional y por ende en tu vida profesional.

Anterior

Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *