Blog post

Guía de etiqueta para el mundo digital (3 de 3 partes)

Con información de Mario Casasola

Nuestra vida cada vez se complementa más de la tecnología y las nuevas formas de comunicación, creando un mundo digital paralelo y complementario. Este mundo también tienen sus propios códigos de etiqueta. Sé un gentleman o una lady en línea con esta guía rápida para el mundo digital.

Asegúrate de que solo tú escuches tu música cuando estés en público, modera el volumen de tus audífonos (¡hazlo también por el bien de tus oídos!).

  • El “Asunto” de un mail es importante para saber de qué trata el correo. Escribir algo preciso que englobe el objetivo del mail.
  • Así como tu ropa habla de ti, también los sonidos de tu teléfono (ringtones) hablan de ti. ¡Mantén el estilo!
  • Las contraseñas que guardan tu información personal son como candados. Si son muy débiles cualquiera puede abrirlos, mejor invierte neuronas en una clave fuerte.
  • La vibración de tu teléfono se amplifica en mesas, sillas y bancos si lo colocas de forma directa. Evita que parezca un martillo perforador y mejor colócalo sobre algo que absorba la vibración o en tu bolsillo.
  • Hacer listas de deseos en tiendas en línea y publicarlas es muy útil, le proporcionas ayuda a Santa o a quien quiera regalarte algo.
  • El tiempo y la puntualidad en la web también son importantes. ¡Tómalo en cuenta!
  • Tus perfiles en línea, principalmente en las redes sociales, son tu carta de presentación hacia el resto del mundo. Considéralo y preséntate adecuadamente.
  • Si envías tarjetas electrónicas, nunca está demás escribir algo de tu propia inspiración (aunque sea sencillo) para hacerlo más personal.
  • ¡Cuida el planeta! No imprimas mails que no necesites imprimir.
  • Procura no revisar tu celular en el cine o el teatro. La luz de la pantalla será mucho más fuerte y molesta que cualquier sonido de teléfono.
  • Cuidado con el “cc”. Solo incluye a las personas que realmente necesiten enterarse del mensaje.
  • Si envías mails a muchas personas, protege su información incluyéndolos en copia oculta “cco”.
  • Si quieres disculparte de verdad, un simple mail no es suficiente, mejor envía flores; al menos las flores tienen olor y son bonitas.
  • Procura tener un cargador para tu teléfono y iPad  siempre contigo para evitar descargas y estar incomunicado.
  • No eres una tienda en línea que abre 24/7, determina tus propios horarios de conexión a la web, y a cierta hora desconéctate.
  • La vida online también implica la muerte online. Toma en cuenta tu legado virtual. Conoce qué puedes hacer con tus redes sociales si mueres.
  • Las firmas digitales son como las corbatas, no se necesitan entre amigos.
  • Si estás en un chat y te mueves de tu computadora por un par de minutos, avisa. Puedes poner “dame un momento” para que no esperen respuestas inmediatas.
  • Para asuntos formales, usa una cuenta de mail seria. No uses la que tiene apodos o nombres extravagantes, ridículos o sexosos.
  • No seas ñoño y no registres cada momento de tu vida con tu cámara.
  • Cuando alguien está siendo molesto en la web, sé valiente y repórtalo, es correcto denunciarlo como spam.
  • No escribas mensajes cuando estés molesta, puedes escribir cosas de las que te arrepientas después. Mejor deja pasar un tiempo antes de escribir.
  • No olvides que la web NUNCA olvida.
  • Como al manejar: no bebas mientras escribes, puede resultar desastroso.
  • Reenviar virus es como escupir o estornudar en la cara de alguien. Mantén higiene digital y vacuna tu computadora regularmente.
  • Antes de una presentación, no solo te arregles tú, también limpia y arregla tu computadora, podría hablar mal de ti…
  • Solo comparte información de tu cuenta (nombre de usuario y contraseña) con quien compartirías tu cepillo de dientes.
  • Cada notificación que te llega a tu celular te roba atención. Ajústalas para que no sean muy ruidosas ni frecuentes.
  • Escribir un mensaje en Facebook es más fácil y rápido que escribir un mail masivo a más de 100 personas.
  • Así como eliges un traje o unos jeans, refleja tu identidad online de acuerdo al ambiente y situación específica.
  • No transformes tu perfil personal de Facebook o Twitter en un comercial. Mejor crea una cuenta de tu empresa y coloca un link en tu cuenta personal para ligarlas.
  • Cuando tengas duda, compórtate online como si estuvieras offline.

No dejes de leer la Parte 1 y la Parte 2 de este artículo.

Anterior

Siguiente

1 comment

  • ¿Sabes comportarte en línea para dejar una buena imagen? | Ana Vásquez Colmenares

    febrero 13, 2015 at 3:39 pm

    […] te pierdas la Parte 3 de este artículo, o bien, la Parte 1 si te la […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *