Blog post

¿Adicto a tu Smartphone?

Con información de Rut Silva Dlg

Desde hace un par de años, los Smartphone se han convertido en un rol importantísimo en la vida de la mayoría de las personas. Y no los culpo, la tecnología que nos brindan estos aparatos es impresionante. Te comunican vía voz, puedes registrar momentos únicos con su cámara, puedes grabar video, notas de voz, navegar por internet, mandar y recibir mails, comunicarte con tus amigos por tus redes sociales favoritas, entre muchas otras cosas más.

¿Cuál es el problema?

En realidad clasificar a un Smartphone como “problema” sería un error. El problema lo creamos nosotros en el momento en que éste toma posesión completa sobre nuestras vidas y se convierte en el centro de atención.

Adicto

Podrías entrar en la clasificación de “adicto” a tu Smartphone, en el momento en que:

  • Checas tu celular por inercia cada 30 minutos o menos (aún sabiendo que tiene sonido y él te indicará cuando alguien te este hablando).
  • Te levantas a media noche para checar las novedades de tus redes sociales o para ver si alguien te habló y no escuchaste.
  • Cuando despiertas, lo primero que tomas es tu celular para  checar las novedades.
  • Te lo llevas al baño.
  • Cuando lo pones en modo silencio o vibrador lo checas aún más veces de lo acostumbrado.
  • Si lo llegas a olvidar, te da un alto nivel de ansiedad y la situación la podrías comparar a como si te hubieran cortado una mano.

Si te sientes identificado con más de una de estas características… ¡ten cuidado! ¡Sí eres adicto a tu Smartphone!

Tip de imagen: Recuerda que si la gente te ve todo el tiempo pegado a tu smartphone, tu imagen se verá afectada porque nunca es bueno ser adicto a algo; aunque sea sólo un celular.

Consejos para disminuir la adicción

Una vez que tu ansiedad depende de tu Smartphone, posiblemente te costará un poco quitarle niveles de importancia; pero no es imposible.

Empieza por auto retarte de no checarlo cada 30 minutos, sino empezar tratando con una hora y así sucesivamente hasta solo checarlo cuando suene o te llegue una notificación.

También en algunos casos sirve el ponerlo en modo silencio todo el día y checarlo cada tanto. O directamente dejarlo en tu casa y forzarte a checarlo sólo al momento en que llegas.

Suena difícil, ¿no? Pero sí se puede. Es muy importante darle a todo lo que nos rodea su importancia precisa. Ni de más, ni de menos para poder estar en equilibrio con nosotros mismos y no generar ansiedades vanas y, por supuesto, el no faltarle al respeto a las personas que físicamente están a nuestro alrededor.

Anterior

Siguiente

1 comment

  • Cómo aumentar tu inteligencia emocional | Ana Vásquez Colmenares

    enero 12, 2015 at 12:00 am

    […] más que nunca nuestra atención está fragmentada por la tecnología, y muchas veces no estamos realmente presentes por estar al teléfono, contestando mensajes de texto o viendo las notificaciones de las redes sociales. Cada vez son más […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *