Blog post

Suplantación de Identidad

El robo de identidad es la apropiación de la identidad de una persona y actualmente es una práctica muy común que se da sobre todo en el mundo digital cuando de redes sociales hablamos. Se trata de hacerse pasar por otra persona, agregar a sus amigos, publicar en su nombre y acceder a ciertos recursos o la obtención de créditos y otros beneficios en nombre de esa persona.

¿Por qué lo hacen?

En la mayoría de los casos, se hace con el fin de perjudicar a una persona, es decir, difamarlo o manchar su nombre con diversos fines que el impostor busque. El caso más común hoy en día se da cuando un atacante, por medios informáticos o personales, obtiene su información personal y la utiliza ilegalmente.

Actualmente es considerado un delito y crece con gran rapidez

El robo de identidad es el delito de más rápido crecimiento en el mundo. Hace algunos años los ladrones comúnmente robaban carteras o bienes físicos pues el dinero era lo único que perseguían. Pero ahora con tantos medios electrónicos o digitales que nos permiten acceder a nuestras cuentas bancarias y con ello a nuestro dinero, los datos de los documentos de identidad se han vuelto el foco de atención de la mayoría de los criminales. Con el desarrollo de las nuevas tecnologías, el robo de identidad se ha convertido en la modalidad delictiva que más ha crecido en los últimos años. En el año 2014 se denunciaron 117 delitos de suplantación de identidad en España.

¿Alguien está exento?

Nadie está a salvo de este delito ni puede tener certeza de que nunca ocurrirá. Lamentablemente, la mayoría de las personas no se enteran que han sido víctimas de robo de identidad hasta que por ejemplo en redes sociales se encuentran un perfil con su foto y datos personales idénticos a los suyos o en el caso de los bancos, solicitan un crédito y se los niegan, quieren contratar el servicio de telefonía celular y no pueden pues ya se ha utilizado antes su nombre para realizar estos trámites.

¿Cómo evitarlo?

Es importante tener contraseñas y candados de privacidad seguros, ya sea en nuestras cuentas de banco, redes sociales, la nube, o cualquier medio en el que guardemos información personal sensible.

Procura que tus contraseñas siempre sean distintas, pues si repites la misma contraseña en todos los canales, los hackers podrán accesar a toda tu información de una manera muy fácil.

Encuentra con nosotros asesorías en branding digital para protegerte de esta amenaza.

Anterior

Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *