Blog post

10 maneras sencillas de entablar una conversación

Seguramente, más de una vez todos nos hemos encontrado en la necesidad de empezar una conversación, ya sea con alguien que conocemos un poco o con un extraño.  Pero, ¿cuál es la mejor manera de hacerlo?

No siempre es fácil encontrar las palabras para saludar y empezar una conversación amigable. Y no, la pregunta “¿cuál es tu signo zodiacal?” NO es la mejor opción.

En este artículo, te comparto algunas maneras de poder empezar la plática de la mejor manera con alguien más, sea en una situación formal o en una fiesta. ¡Espero las puedas aprovechar!

1. Empieza por nombres
Es buena opción tomar la iniciativa, aun cuando te dé un poco de pena hacerlo; de manera amigable acercarte a alguien y dile: “Hola, yo soy [tu nombre]”. La mayoría del personas agradecerán que alguien se les acerque (aparte de que demuestra que tienes confianza en ti mismo), y te dirán sus nombres también.

2. Haz una pregunta sencilla
Después del saludo inicial, siempre se vale empezar con un comentario tipo “el tráfico de hoy está tremendo” o “finalmente ya aquí, ¡qué maravilla!”. También puedes comenzar con un simple “¿como va tu día?”, acompañado de una sonrisa. Sólo cuida de no iniciar con una pregunta cerrada (de esas que pueden responderse con un “sí” o un “no”, pues la intención aquí es que la persona hable, ¿no?

Siendo una pregunta que no requiere de una respuesta específica y que es principalmente por educación, se puede iniciar una conversación casual y amigable.

3. Comentarios generales
Para continuar con la conversación casual, puedes preguntarle a la otra persona si es de la misma ciudad, y a partir de ahí, comentar acerca de  las cosas que quizá puedan tener en común como: ¿qué te parece el calor de los últimos días?”. Evita, hasta que no conozcas un poco mejor a la persona, hacer comentarios fuertes o agresivos acerca de temas más delicados como  la política, las creencias, las costumbres o incluso los equipos deportivos. Si es una persona que acabas de conocer, no sabes aún cuál es su opinión acerca de estos temas y podrías molestar o incomodar a la otra persona.

4. Demuestra interés
Si te encuentras en algún lugar donde una persona cerca de ti está leyendo un libro o un periódico, probablemente no quieras interrumpirlo. Sin embargo, si crees prudente iniciar una conversación, puedes preguntar acerca del libro que está leyendo, o su opinión acerca de alguna noticia que esté viendo en el periódico o revista. También, por ejemplo, si está utilizando algún gadget nuevo e interesante como lo podría ser un iPad, puedes preguntar si le gusta, le acomoda, si lo recomienda. De esta manera muestras interés y aprecio por sus comentarios. Pero si notas que tras responderte vuelve a su asunto sin manifestar deseos de seguir platicando, no insistas, guarda silencio y busca a otra persona o ponte a hacer algo interesante como observar lo que sucede a tu alrededor.

5. Sé diferente
Muchas veces una manera de iniciar una conversación, o que alguien lo haga contigo, es utilizar accesorios o prendas que pueden llamar la atención. Si deseas acercarte a platicar con alguien, puedes buscar alguna característica que consideres llamativa y acercarte a preguntarle acerca de ella, como puede ser una bolsa, unos zapatos, una corbata, unas mancuernillas o cualquier otra cosa.

6. Conocidos en común
Si en una reunión te encuentras a una persona con quien tienes amigos comunes, pero a quien no conoces muy bien, puedes acercarte a saludar y preguntar por aquella otra persona. Sin embargo, procura mostrar interés por la persona con quien estás hablando; puedes usar la conexión que existe entre ustedes para entablar una conversación, pero la otra persona se sentirá halagada de que demuestres interés en él o ella, y no sólo en que te pase todas las noticias de tu amigo en común.

7. Quítate la pena
Si llegas a una fiesta donde conoces a pocas personas, además de llegar temprano, para ser de los primeros y sentirte ya “en casa” cuando el lugar comience a llenarse, puedes buscar distintas oportunidades para hacer nuevos amigos. Por ejemplo, podrías preguntarle a alguien que se vea amigable, “¿sabes dónde está [nombre del anfitrión]?” o “¿de dónde conoces a [nombre del anfitrión]?”

Sé amigable con los nuevos conocidos; no quiere decir que te vayas a convertir en su íntimo amigo al final de la noche, pero tendrás oportunidad de platicar y agrandar tu círculo social.

8.Interésate en actividades y hobbies
Una vez que platiques con la otra persona, existen preguntas que puedes hacer que siempre traerán respuestas y oportunidades para continuar con la plática. Dos de las más importantes son acerca del trabajo (qué estudió, a qué se dedica, cómo llegó a eso, qué es lo que más le gusta), así como de sus hobbies (qué es, de qué se trata, dónde se practica, por qué le interesó de entrada). Intenta mantener tus comentarios abiertos y positivos; a nadie le gusta escuchar retroalimentación negativa por parte de alguien que apenas empieza a conocer.

9. ¿Vienes aquí seguido?
Aún cuando suena como una pregunta cliché, si estás en algún lugar que no conoces, puedes preguntarle a otra persona si está más familiarizado con el local, e incluso si te puede hacer alguna recomendación sobre qué pedir, qué tomar o cuáles son los mejores días para disfrutar del lugar.

10. Pide ayuda o un consejo
Muchas veces, si hay alguien más que esté trabajando en su laptop, iPad u otro dispositivo, puedes aprovechar para acercarte y pedir ayuda con cuestiones como la clave de Internet, o si te pueden recomendar algún sitio a dónde ir a comer o cenar. Esto puede ser útil especialmente cuando te encuentras de viaje. Claro, hazlo breve y sólo continúa la charla si ves que la persona no está demasiado ocupada.

Recuerda que estés donde estés, toma precauciones y cuídate, pero busca la oportunidad de conocer a personas nuevas y posiblemente hacer excelentes amigos. No dejes que te gane la pena y lánzate a la aventura; ¡detrás de cada “hola” puedes encontrar a una persona maravillosa esperando conocerte!

Si te cuesta trabajo aventarte, te podemos dar una asesoría personalizada para ayudarte a vencer el miedo y lograr tus objetivos.

Anterior

Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *